Saltar al contenido

¿Cuáles son los tipos de objetivos en la administración?

¿Cuáles son los tipos de objetivos en la administración?

3 tipos de objetivos en la planificación de las clases

Los objetivos son los fines para cuya consecución se dirigen las actividades de gestión. Los objetivos son los requisitos previos a la planificación. Constituyen la finalidad cuya consecución es necesaria para la empresa. Son los planes permanentes de la empresa. No sólo son útiles en la planificación, sino también en otras funciones de gestión como la organización, la dirección y el control. Unos objetivos claros ayudan a tomar decisiones adecuadas y a conseguir mejores resultados. El establecimiento de objetivos poco realistas puede hacer perder los esfuerzos y el tiempo de los empleados de la organización.

El entorno empresarial cambia constantemente. Los objetivos se establecen sobre la base de las previsiones realizadas por los expertos en planificación. Un buen objetivo es aquel que puede modificarse en un entorno cambiante, es decir, debe ser flexible. Un objetivo flexible sólo puede hacer que la organización sea capaz de explotar las oportunidades que surgen del entorno empresarial dinámico.

El objetivo puede ser cualitativo o cuantitativo. El objetivo cualitativo es difícil de definir, ya que no se puede poner en términos medibles o cuantitativos. Se trata de la satisfacción del cliente. La moral de los empleados, etc.

Tipos de objetivos en la empresa

De qué se trata:  Los objetivos organizativos son los pasos que debe dar una organización para alcanzar sus metas generales. Establecerlos es la primera tarea antes de que la dirección diseñe las políticas y estrategias y asigne los recursos de la organización. Les da una dirección clara sobre las políticas, estrategias y acciones para alcanzarlos.

La fijación de objetivos no sólo implica a la alta dirección, sino también a los mandos inferiores. Se divide en varios niveles, en los que el objetivo inferior describe y especifica el objetivo superior. En otras palabras, deben estar conectados y apoyarse mutuamente.

¿Los objetivos de la empresa requieren formalidad o no? Depende de la organización empresarial. En las organizaciones empresariales pequeñas, como las empresas unipersonales, pueden estar implícitos, no escritos ni formalizados. No obstante, los propietarios deben tener una idea clara de lo que quieren conseguir, ya que les orienta a la hora de tomar decisiones empresariales.

Objetivos estratégicos – sobre dónde quiere estar la organización en el futuro. La alta dirección los establece y les guía en el funcionamiento de la empresa. Se centra en cuestiones generales, amplias y a largo plazo. Por último, afecta a toda la empresa y sirve de guía a la hora de fijar los objetivos que le corresponden.

Objetivos de la gestión pdf

Los objetivos son los resultados específicos medibles de la iniciativa. Los objetivos especifican cuánto de lo que se logrará y cuándo. Por ejemplo, uno de los varios objetivos de una iniciativa comunitaria para promover la atención y el cuidado de los adultos mayores podría ser “Para 2024 (para cuándo), aumentar en un 20% (cuánto) los ancianos que declaran estar en contacto diario con alguien que se preocupa por ellos (de qué)”.

Entonces, una vez que su organización ha decidido que desea desarrollar objetivos, ¿cómo lo hace? Veamos el proceso que le ayudará a definir y perfeccionar los objetivos de su organización.

Lo primero que tendrá que hacer es revisar las declaraciones de visión y misión que su organización ha desarrollado. Antes de determinar sus objetivos, debe tener un “panorama general” en el que encajen.

En este punto del proceso de planificación, no es necesario dar respuestas concretas y rápidas a las preguntas anteriores. Lo que debe desarrollar como parte de este paso es una lista general de lo que debe ocurrir para realizar los cambios que desea ver.

Tipos de objetivos en el plan de clases

La gestión por objetivos (DPO) es un modelo de gestión estratégica que pretende mejorar el rendimiento de una organización mediante la definición clara de objetivos acordados por la dirección y los empleados. Según esta teoría, tener voz y voto en la fijación de objetivos y planes de acción fomenta la participación y el compromiso de los empleados, además de alinear los objetivos de toda la organización.

La gestión por objetivos (también conocida como gestión por planificación) consiste en el establecimiento de un sistema de información de gestión (SIG) para comparar el rendimiento y los logros reales con los objetivos definidos. Los profesionales afirman que los principales beneficios de la DPM son que mejora la motivación y el compromiso de los empleados y permite una mejor comunicación entre la dirección y los empleados.

Sin embargo, uno de los puntos débiles citados de la DPM es que hace excesivo hincapié en la fijación de metas para alcanzar los objetivos, en lugar de trabajar en un plan sistemático para lograrlo. Los críticos de la OBM, como W. Edwards Demming, sostienen que la fijación de objetivos concretos, como los de producción, lleva a los trabajadores a cumplirlos por cualquier medio, incluidos los atajos que dan lugar a una mala calidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad