Saltar al contenido

¿Cómo saludar a un cliente en una farmacia?

¿Cómo saludar a un cliente en una farmacia?

La venta cruzada en la farmacia

El contenido que se muestra ha sido producido por un tercero, aunque se ha hecho todo lo posible para que este contenido sea lo más accesible posible, no se puede garantizar. Si tiene problemas para seguir el contenido de esta página, considere la posibilidad de descargar el contenido en su forma original.

Esta unidad describe los resultados del desempeño, las habilidades y los conocimientos necesarios para prestar un servicio fundamental a los clientes de la farmacia comunitaria. Requiere la capacidad de saludar y atender a los clientes y cubrir una serie de consultas de servicio al cliente, incluyendo los problemas rutinarios de los clientes.

Esta unidad se aplica a los auxiliares de farmacia que trabajan bajo supervisión, con la orientación de miembros más experimentados del equipo y, en última instancia, bajo el mando del farmacéutico supervisor. Proporcionan un servicio de atención al cliente rutinario y no se espera que respondan a peticiones o quejas complejas de los clientes.

¿Qué quieren los clientes de una farmacia?

La relación farmacéutico-paciente es importante. Sólo cuando los clientes confíen en su opinión y la valoren, acudirán a su mostrador en busca de consejo médico y respuestas a las preguntas sobre la prescripción. “Es importante establecer una relación personal con los pacientes; sin ella, no hay forma de optimizar la atención sanitaria”, explica Becky Ruditser, propietaria y farmacéutica jefe de la farmacia Livingston de Nueva Jersey.

Va más allá de saludar a la gente con una sonrisa. A menudo, usted es el único profesional sanitario con el que su cliente hablará sobre sus medicamentos. He aquí algunas formas de conocer a tus clientes y fomentar una buena relación.

Cuando converse con un cliente, preséntese por su nombre y utilice el nombre del paciente en la receta. Esto crea un nivel de familiaridad básica. El psicólogo conductual Elliot Jaffa, Ed.D., MA, sugiere aligerar el ambiente preguntando: “¿Quiere que me refiera a usted como mi cliente o paciente? Oh, espera, ¡tengo una idea mejor! ¿Y si te llamo Diana?”. Tener una estrategia o un tema de conversación planificado puede facilitar el establecimiento de una relación desde cero.

¿Cómo se controla el servicio de atención al cliente en su lugar de trabajo?

Hoy en día, parece que no todo el mundo aprende los conceptos básicos de la etiqueta telefónica.    Cuando se llama a una empresa, es posible que se reciba un alegre “Gracias por llamar, ¿en qué puedo ayudarle?” o un hosco “Hola”.      Seguro que es fácil olvidarlo porque el teléfono está eclipsado por la miríada de otros métodos de comunicación disponibles hoy en día, pero eso no disminuye la importancia de una conducta telefónica adecuada.        He aquí algunas cosas que deberían formar parte de cada conversación telefónica en su farmacia.

Siempre responderemos si se utiliza nuestro nombre.    Es la palabra más importante de nuestro vocabulario.    Y no, eso no nos convierte en ególatras.    Simplemente estamos programados desde que somos bebés para responder a nuestros nombres, así que cuando alguien lo usa, automáticamente prestamos más atención.        Cuando un cliente llame, forme al personal para que le pregunte su nombre y lo utilice durante la conversación.    No sólo personalizará la interacción, sino que permitirá que el cliente asimile mejor la información que se le da durante la llamada.

Atención al cliente en la farmacia

Cuesta cinco veces más conseguir un nuevo cliente que mantener uno existente. Los clientes existentes suelen ser una gran oportunidad para dar referencias a su negocio. Pero, ¿cómo puede seguir ofreciéndoles una gran experiencia de cliente?

Hacer que sus clientes se sientan bienvenidos es un componente importante de la experiencia positiva del cliente. Puede estar seguro de que la tecnología moderna, combinada con los buenos modales, le situará en lo más alto de la lista en el competitivo mercado actual. La buena noticia: no cuesta casi nada y puede aplicarse fácilmente con un poco de planificación y entrenamiento.

Lo primero que puede hacer para que los clientes se sientan bienvenidos es sonreír. Incluso si está estresado, distraído o molesto, ponga una sonrisa en su cara cuando los clientes entren. Poner las necesidades del cliente por delante de tus preocupaciones personales es el sello de un verdadero profesional.

Se suele decir que la gente puede oír una sonrisa por teléfono. La energía positiva se transmite a través del tono, la inflexión y el ritmo del discurso. Los estudios demuestran que tu estado de ánimo se eleva y tu disposición a ser útil aumenta cuando sonríes por teléfono.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad