Saltar al contenido

¿Cómo sacar de la crisis a una empresa?

Gestión de crisis empresariales

Las crisis suelen tener un “final accidentado”, por lo que corresponde a los dirigentes juzgar con conocimiento de causa cuándo pasar de la gestión de la crisis a la reflexión y la preparación. Aunque es tentador querer estabilizar la organización en este momento, esta fase de la crisis presenta una oportunidad para echar un nuevo vistazo a la empresa y tomar medidas para hacerla más resistente. Después de determinar ese punto de inflexión, los líderes necesitan refrescarse a sí mismos y a su equipo, echar un nuevo vistazo al panorama, actuar sobre las enseñanzas de la crisis y cumplir las promesas hechas a los empleados. Es el momento perfecto para reinventar la organización.

Pensar en ello le resultaba abrumador, sobre todo porque ya estaba agotada de lidiar con la primera fase aguda de la crisis. ¿Podría pasar de centrarse en cuestiones urgentes y operativas a oportunidades más estratégicas? ¿Cómo podría hacer frente a las secuelas de la crisis -en particular, un entorno económico difícil y una plantilla cansada- y al mismo tiempo construir una organización más resistente y preparada para afrontar la siguiente?

Ejemplos de situaciones de crisis en el trabajo

Como propietario de una empresa, debe estar preparado para una crisis. Se encontrará con cualquier número de contratiempos que van desde leves polvos de confusión y frustración hasta tormentas de categoría cinco que amenazan la propia supervivencia de su empresa.

Para capear una crisis con éxito hay que estar atento, planificar bien y contar con sistemas empresariales bien desarrollados. He aquí una guía paso a paso sobre cómo superar con éxito la próxima crisis de su empresa.

  ¿Cuál es la importancia de la competitividad en las empresas?

En realidad, no necesitas la bola de cristal, cuando se trata de eso. Simplemente piense en lo que podría salir mal y en cómo podría ser. A continuación, cree al menos un plan básico de respuesta a la crisis con la aportación del personal clave que pueda aplicarse cuando sea necesario.

Sin duda, las redes sociales han revolucionado la comunicación entre empresas y clientes. Esto es especialmente cierto en el caso del servicio de atención al cliente. Sin embargo, también puede y debe utilizar estos canales para identificar las crisis de marca que se avecinan, así como para responder a ellas y gestionarlas.

Ejemplos de crisis empresariales

“He visto mi ración de ranas hervidas”, dice Doug Yakola, comparando las empresas en crisis con la rana metafórica que no se da cuenta de que el agua en la que está se está calentando hasta que es demasiado tarde. Como director de reestructuración o director financiero de más de una docena de situaciones de reconversión a lo largo de casi dos décadas, Yakola ha sido testigo de primera mano de cómo los directivos se meten de lleno en una crisis sin reconocer que su situación está empeorando. “No son malos gestores, pero a menudo trabajan bajo una serie de paradigmas que ya no son aplicables y se dejan llevar por el poder de la inercia”. Y si no se dan cuenta de que se enfrentan a una crisis, tampoco sabrán que tienen que emprender un cambio de rumbo.

También ha escuchado los lamentos: a veces los directivos subestimaron lo crítica que era su situación, o se fijaron en los datos equivocados. Otros se aprovecharon del fácil acceso al capital barato para mantener el rumbo a pesar de los malos resultados, creyendo que podrían salir adelante. Y otros se dejaron llevar tanto por la presión de los beneficios a corto plazo que descuidaron la salud de su empresa a largo plazo, o incluso la sacrificaron voluntariamente.

  ¿Como debe ser el eslogan de una empresa?

Estrategias de cambio de rumbo para empresas en crisis pdf

Como propietario de una empresa, uno no empieza un negocio pensando en una crisis. El objetivo principal es construir un producto que supere todas las expectativas y prospere en su sector. Sin embargo, estar bien preparado es mejor que ser tomado por sorpresa.

Espere lo mejor, pero esté preparado para lo peor. Saber cómo gestionar su producto en tiempos de crisis puede ser una gran fortaleza teniendo en cuenta la naturaleza volátil de la economía. En este artículo analizamos lo que significa una crisis y cómo una pequeña empresa, como la suya, puede prepararse para ella.

Una crisis se define como un momento o estado inestable o crucial en el que es inminente un cambio decisivo. Crisis como el robo de datos, la muerte de un director general, un incendio en las instalaciones, un ataque terrorista, calamidades naturales, violencia en el lugar de trabajo o una pandemia pueden provocar una disminución de los ingresos, la pérdida de clientes valiosos y un posible golpe negativo a la reputación de la empresa.

La gestión de la crisis se reduce a disponer de un plan para hacer frente a situaciones difíciles que supongan una amenaza para la supervivencia de la organización a largo plazo. Implica enumerar todos los pasos para prevenir, evaluar, gestionar y resolver las crisis con un enfoque estructurado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad